miércoles, 18 de noviembre de 2009

Un burdel llamado La Estación

¿Qué busca y qué hace un hombre cuando se va de putas? Sus protagonistas se lo responden. Recorre el prostíbulo más concurrido de Lima Norte, ese nuevo corazón de la ciudad.

David Gavidia. (A mis amigos los “parroquianos”)

Huele a caldo de gallina y a Purina. También a un poco de aserrín. Las chicas no se mueven de la barra. Son mercancía a disposición. La cerveza transita de una mesa a otra. Vasos helados, líquido extraño, espumoso licor que es secado con ansiedad. Un vaso lleno, ¡Salud!, ¡Una botella al piso! (aplausos-gritos-saaaaaaaaaaaauu)…

Hay hombres de braguetas desabrochadas y manos ansiosas. Luces rojas que tapan las imperfecciones de la piel. De tu piel, de su piel…

Música que llena los espacios, nuestros espacios, aquellos espacios.
Baños que huelen a berrinche y a humo de cigarro, baños que también son mercados de la transacción, pequeñas cloacas del barato amor.

¿A cuánto el polvo?, 40, cariño, ¿Servicio completo?, trato de pareja, mi vida, ¿Con chupadita?, vaginal y poses, querido.

Son las nueve de la noche del sábado 31 de octubre y en la puerta de La Estación -el burdel de Lima Norte- un señor lleva puesto una máscara de calavera y en la mano un garrote de verdad. Su acompañante tiene una peluca con un cuchillo de juguete atravesado sobre la sien. “Tres soles la entrada”, dice al ingreso, cuya puerta está adornada por luces rojas y lilas, azules y amarillas, por globos naranjas y serpentinas negras, por calaveras de cartón.

Entras…

La Estación no figura en los website de prostitución de Lima. Hace unas semanas fue clausurado por el municipio de San Martín de Porres al carecer de las normas mínimas de seguridad, sanidad y salubridad (¡¿alguien dijo VIH?!). Hoy, sin embargo, han preparado una fiesta que incluye: sexo en vivo, promoción 2 X1 a la zona VIP, baile del tubo, table dance, seis lucas la chela y otras sorpresas que anuncia el animador.
Una fila de hombres hizo su cola para sentarse a beber y flirtearse alguna trabajadora sexual (eufemismo que usamos –y usaremos aquí- para referirnos a las señoritas prostitutas). Todos tienen las mismas caras: ojos inquietos, algunos llevan puestos una gorrita que les tapan los rostros, otros visten camisas y ternos, algunos, buzos o shorts. Son parroquianos.

LA ESTACIÓN ENTONCES LUCE SUS PUERTAS ABIERTAS. Google maps - el plano virtual más visitado del universo - lo ubica en el Ovalo Naranjal, kilómetro 7.5 de la Panamericana Norte. Pero la Internet no conoce de zapatillas ni de experiencias. Por ello, el local donde la mujeres inventan cariño, se halla entre la oscuridad de un callejón pegado al Gran Complejo de Los Olivos, donde hierve cada fin de semana Marisol y los Caribeños de Guadalupe. Tres cuadras hacia abajo, la avenida Túpac Amaru se levanta como una lengua negra y bífida que te lleva hacia los cerros poblados del distrito de Independencia. Frente al burdel, la fábrica de comida para animales Purina, de allí el olor a caca de gallina que invade el lugar.

En el interior, unas veinte chicas, mujeres, adolescentes, cumplen sus propias reglas: “al cliente, solo veinte minutos” y “Está prohibido enamorarse”. Nada más. Ellas no se ofrecen, ni te inquietan con toqueteos malditos. Tampoco te piden les regales un trago, ni te miran por casualidad. Conversan entre ellas: de sus hijos, creo; de los enamorados, también. De problemas de lactancia, que los tienen; del temor a la TBC, sí, a la TBC.

Ellas de pie, y pegadas a la barra, solo ven a la masa de hombres sentados, riéndose a carcajadas y esperando que alguno se le acerque. Cuando alguien las acecha, su semblante cambia. Ahora sonríen a medias. Ahora mueven las yemas de los dedos, en gesto coqueto. Ahora hablan bajito, como si su voz se convirtiera en susurro, casi imperceptible para el oído ajeno. Ahora llegan al acuerdo. Ahora ella coge su bolso. Ahora él la sigue orgulloso. Ahora se los traga una puerta… Ahora, inician el acto.

DE LOS CUARENTA SOLES QUE PAGA EL “CLIENTE” POR EL SERVICIO, VEINTE ES PARA LA EMPRESA Y VEINTE PARA LA TRABAJADORA. “Es un acuerdo al que hemos llegado”, dice Canela, una pequeña de 19 años proveniente de Tarapoto, mientras cancela en la caja, ubicada en el ala izquierda de la discoteca, donde se levanta un pabellón de tres pisos con cochera y unas cincuenta habitaciones.

Canela llegó a la Estación gracias a una prima quien le dijo: “hazlo por dinero”. Y allí se quedó. Trabaja de jueves a domingo. Los lunes descansa y los martes y miércoles lo hace en otro night club del Centro de Lima. Explica que, a comparación, aquí se siente más cómoda. “Gano más”, dice, escueta. Su conversación gira en torno al dinero. En algún momento habló de educación (¿Computación y Turismo, dijo?). No lo recuerdo bien, hubo distracción: anunciaban el inicio del show de sexo en vivo en la zona VIP. El animador se mueve por la barra anunciando la promoción: “A ver, a ver, a ver… descubre las maravillas que te ofrece la noche… solo por diez minutos a quince soles la jarra de cerveza; a solo quince soles… ven a la zona VIP. Aprovecha la promociooón”.

Es la medianoche del Halloween. Fin de mes y la gente anda con plata. Una fila de personajes paga su ingreso a la selecta zona VIP. Donde se supone están las mujeres más guapas y el polvo más caro (entre ochenta y cien soles).

El sexo en vivo es una imitación casi paródica de la película Streaptease, donde Demi Moore luce sus pechos en 7 milímetros. Hay una chica que baila, muestra el culo, enseña las tetas, seduce a los espectadores ("¡Prohibido tocar, prohibido tocar!”). Luego, de a pocos y en ritmo de Crazy de Aerosmith se saca el sostén, las bragas y se cuelga de un tubo. Camina por el escenario y escoge a un joven ardiente, cualquiera al azar, lo sienta en una silla y se monta, sin más ni más.
Luego suceden dos cosas: la primera, y que es muy usual, que al sujeto no se le pare. Las luces, el shock por la sorpresa de haber sido escogido, la probable intimidación de estar sentado delante de una guapa y descomunal mujer frente a 50 salvajes que observan y gritan como el sexo no le responde y se le encoge del roche al no lograr su cometido. (“Puta es la primera vez que me pasa `on”, se defiende). Mientras recibe las rechiflas públicas, aunque estas duren poco, la mujer ya salió en busca de un nuevo ganador.

Lo segundo, y que también resulta habitual es que el aparato le funcione y el otro salga feliz con un toque de buen sexo gratis, que en resumen es: sentado en una silla, la chica cabalgando, cuatro, cinco, seis movimientos bruscos de cadera y la eyaculación veloz, solo así se puede llegar a sentir placer alguno. Si el parroquiano se demora en venir, es desechado. Aunque recibe las palmas, del siempre bien respetado.

EN SALA PRINCIPAL, CANELA, SE ACOMODA EL SACO ROJO Y SE PARA EN SU ESQUINA HABITUAL. Ha terminado su quinto polvo de la noche. La suma le resulta interesante si tenemos en cuenta que ella, por su trato de pareja, por su desnudo completo, por su disposición al sexo anal y al tiempo extra, recibe propinas, regalos, un “estímulo económico” del acompañante de turno. Trabaja hasta las 6 am, y durante una jornada normal puede tener entre 15 y 25 clientes, a quienes se ha prometido nunca besar.

- Yo no doy besos a los clientes, si les chupo la pinga a todos.

Canela inicia su acto sexual, primero, quitándose la ropa. Pidiéndote hagas lo mismo. Luego saca un preservativo del bolso y con la boca lo coloca en el pene del parroquiano, deslizándolo por todo lo largo con las yemas de los dedos.

- Los besos solo para mi novio.

Al tocar el tema de su pareja, Canela, se pone nostálgica. Le duele hablar de ello. Parece enamorada y, cada acto sexual con un sujeto “x”, es una puñalada en el ego, más que en el corazón. Solo dice que él vive en Vitarte y tienen ocho meses juntos. Lo engaña diciéndole que por las mañanas trabaja en Metro – un conocido centro de abastos peruano- y por las noches como anfitriona en un casino de Jesús María.

Canela entonces se acomoda el cabello. Lo tiene húmedo y recién peinado (no huele a sexo). La pregunta sobre su enamorado la ha dejado callada (¿se sentirá triste?), sus ojos denotan cansancio (¿disfrutarás con los clientes?), tiene las manos mojadas (¿tendrás tu público fijo?), la ropa se le ve limpia (¿o tendrás asco de echarte a la cama con uno diferente, siempre?) bosteza, quizás de aburrimiento (¿te habrás enamorado de alguno?).

- ¿Y vamos a tirar o no?, pregunta Canela. Sería el quinto o sexto, quizás el séptimo de la noche. Prefiero callar y observar alrededor.

La noche resulta dura. Es un murciélago rabioso que goza en la oscuridad. Y aguantarla siempre es complicado. A las cuatro de la mañana cuando el cuerpo comienza a sentir la fatiga, algunas de las chicas ya quieren descansar. Unas duermen sobre las mesas y otras buscan clientes, desesperadas, otras bailan con sus “fijos”: esos parroquianos que las visitan cada fin de semana, con un regalo bajo el brazo.

DURANTE EL SEXO, CANELA SE DESVISTE EN SU TOTALIDAD. A diferencia de Hellen o Gabriela, otras de las trabajadores del lugar, que no se sacan el sostén. “Nunca muestro las tetas”, cuenta Maribel, quien esta parada junto a Canela. Ambas no solo son amigas sino que nacieron en Tarapoto. La complicidad, la vida dura, las noches largas las han hecho cómplices de la nocturnidad y confidentes de día. El ser paisanas las hace sentirse acompañadas en esta dura ciudad.

“No me gusta que me toquen los pechos. Tengo una hija y no quiero que me infecten”, detalla Maribel, con un tono de desprecio en su voz. En alguna ocasión, cuenta que un cliente osó besarle los senos cuando aun ella daba de lactar. El amante se fue con un sabor pastoso, producto de la lactosa, en sus labios. Mientras ella sintió repugnancia y pena por su pequeña. Dice que desde entonces, él, siempre vuelve por ella, pero nunca más le permitió siquiera, rosar sus redondas tetas… quizás alguna vez: cuando éste le pagó 40 soles más porque solo se quitara el brassier.
El dinero es así. Y tenerlo frente a estas mujeres genera una sensación de poder en los hombres. La cuestión monetaria (disculpen la huachafada) entrega al “varón” ese inusual dominio de escena que muchos no tienen en la vida real, en el talk show de la existencia. Sin letra y sin floro pero con algo de dinero van en busca de placer, nunca de amor. ¿Morbo, aburrimiento, insatisfacción sexual, incapacidad para conquistar a una chica?, son algunas de las preguntas que diferentes mujeres se preguntan a través de los foros en la Internet. “N” son las respuestas. Nunca, complacientes.

En La Estación se ignoran estas divagaciones. Para las trabajadoras del sexo, los hombres son unos parroquianos más, penes andantes que beben y gimen antes de eyacular. Pechos desnudos, cuerpos de diferentes colores y tamaños. Espaldas que convulsionan en el reflejo de un espejo, un par de nalgas que se contonean al ritmo de una penetración de la cual, ellas solo fingen gozar. Hombres con pocos Soles, adolescentes que ahorran todo un mes para el debut, ancianos impotentes y solitarios que solo pagan por compañía, empresarios en quiebra que buscan olvidar las finanzas. En este fideicomiso del falso amor, todo vale. En el burdel, la democracia no existe: la dictadura es el dinero.

La mujeres trabajadoras de este lugar, quizás, podrían responder la pregunta del millón ¿Porqué los hombres se van de putas? ¿Por qué son capaces de llenar locales como La Estación durante cada día de la semana?... para ellas la respuesta sería: pues aquí hacen lo que no pueden en su casa, se liberan.

Pero, no saben, que en este burdel, como en cualquier otro, el hombre busca valores elevados, que no es más que la solidaridad con el cuerpo. Se mezcla el Eros y el Tánatos, el erotismo y el placer sin confluctuar sentimientos. Después del sexo, chau, cada uno por su lado, ninguno sale herido, al menos del corazón. El contrato es claro. Nada es cierto. Todo es ficción. No hay amor de verdad en este peligroso juego. Solo un poco de búsqueda de autoestima, algo de cariño, sacarte la arrechura que llevas dentro, expulsar el “taco”, perdón por la vulgaridad, y escupir lo más lejos que puedas, esa carga que también se llama soledad.

Canela coge su bolso y culmina la charla. Un sujeto la saluda en la mejilla con un “hola, mi amor”, ella sabe la rutina, su pequeña figura cruza la puerta. Será el número diez. La noche aun es larga y ella sigue atrapada en la nocturnidad a la espera de un cliente que le pague y acabe rápido con ese martirio que es abrir las piernas a un desconocido, que llegó a cerrar la noche a este lugar, ebrio y arrecho, como si fuera éste su paradero final, o mejor aun: su última Estación.

ADGC. Lima, 17 de noviembre de 2009.

----------------------------------------------------
PD: La Estación no es el único burdel de este lugar. En la misma calle se levanta La Anaconda, otro prostíbulo similar pero de una edificación más grande. A parte de ello, existen hoteles al paso y burdeles caletas. Se trata de la nueva zona rosa de SMP, que por su puesto, no figura en las guías turísticas de la capital. Son burdeles de pueblo, que aterrizan los precios del siempre bien comentado Scarlett, el nigth club más ficho de esta parte de la ciudad.
----------------------------------------------------
* José Vidal Jordán es reportero gráfico del diario La República y alimenta su espacio personal: http://www.flickr.com/photos/josevidal/ A él, nuestro agradecimiento por su tan bondadosa colaboración.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

buenísimo Davidia....muy bien narrado, muy bien descrito, y también bien morbosa...esta crónica deberías ofrecerla a alguna revista...choprove con el billete

Derry

Anónimo dijo...

Genial doctor, siempre me ha gustado como escribes... haces que el lector se sitúe en el contexto. En mi caso me imaginé a Canela y yo juntos jajajaja... Espero nos deleites con mas historias así, dicen que un buen escritor tiene que vivir para contarla, vas contando bien las historias...
saludos, y felicidades.
Rhomao Diego

Gaby dijo...

Muy buena cronica, interesante, precisa y con ese particular toqe de imprudencia que se lee prudente jajaja

Anónimo dijo...

Qué buena crónica chava!!! amena, graciosa y delicioso relato y el que diga que no.. que se le caiga la pi..erna por mentiroso.

Victor Vasquez.

Anónimo dijo...

Esta bien,me parece que va de menos a más, al principio parece la cronica clasica del pata que escribe del burdel del sol la barra...pero con mas detalles se pone mejor por las descripciones del lugar.

Rodrígo Jáuregui.

hector dijo...

chavere primo, buena cronica, lo malo es que no me pasate la voz para ir ojala sigas escribuendo más de esos temas. good!!!

Alfredo Pomareda Armas dijo...

Siempre lo he dicho: tú eres el cronista de puteríos... compañero de night clubs en desgracia, qué puedo decir de tu talento para narrar. Eres bueno, y además pajero, osea la combinación más catatónica que puede existir en el universo de lo escrito.

Buen texto, bien descrito, hay sudor,

A.

Anónimo dijo...

yo también quiero ir!!
ahora quiero ir, puto! está muy caliente, en momentos bien provocativa la puta crónica. ahora sigue a una! :p
M.
desde Ayacucho

Anónimo dijo...

Q buena crónica del mundo puteril
Propongo una visita masiva con todos los ex localeros de La Republica. Un abrazo, David y por favor cuando visites otro burdel anda con el jeropa de Pomareda.
Don Arriola

l'idiot de la famille dijo...

jajjajajaa!!!q buena!! te sacaste el taco con esta historia..
saludos gavidia!

nancy dijo...

Después de leer todos los comentarios, creo que pronto debes escribir la segunda parte. No puedes defraudar a la hinchada.
David, realmente eres muy bueno con la pluma.
Abrazo, nancy.

Mercedes dijo...

Chipi, me ha gustado un montón tu crónica... tienes que seguir yendo a puteríos xDDDD (mentira). Sé que casi cualquier historia la contarás bien. ¡Eres talentoso! (y lo sabes) :) Muchos besos.

Angel Castillo Fernández dijo...

Buen relato. Cuántas historias (se) me han ocurrido en esos antros, fuentes de interminable ficción a partir de interminables realidades.

Un abrazo.

ALEX dijo...

Me parece excelente tu cronica Mr. Gavidia, sera por eso que eres de el mejor equipo del Perú, bueno exitos y sigue con la cronica que para eso eres bueno. yo en particular soy estudiante de la USMP, pero no soy patetico como algunos de los de ahi, vivo cerca de la Estación y creo que no te equivocaste en nada, todo es real ahí e incluso la fantasia se lleva ahi dentro en la vida propia de esos seres que concurren a esos lugares; no solo en busca de plares, sino mas bien en busca del ego masculino que todo varon busca y quiere sentirse vivo en este mundo de bastardos que solo buscan el dinero facil o la avaricia.

JeanBaGu dijo...

mi tio es el duenio! y se hace plata como mierda! las putas de ahi todas estan infectadas y los cojudos que va a ese lugar salen mas enfermos de lo que entran, en la entrada solo hay gente de mal vivir esperando a los ebrios para robarles lo k tienen y los taxistas tmb esperando a sus victimas, estuve un tiempo ahi pero me arrepiento, no quiero vovler a ese lugar nunca mas

DeMoNaZ dijo...

tengo SIDA ahora que hago??

KALI dijo...

DAVID DONDE KEDA LA NUEVA "ESTACION VIP" ? NECEZITO DATOZ PRECIZOZ, URGENTE!!!
Y MUY BUENA TU DEZKRIPCION DE EZA NOCHE , PERO KUALKIERA KUENTA TODA LA HIZTORIA,,JAJJAJAJJAJJAJ

Deck dijo...

no me parece objetivo, perdón.
Tiene todos los clichés: La vieja prostituta con hijos q se vende desganada cada noche; el asqueroso parroquiano q las manosea con el hedor a aliento de cerveza; también las descripciones del local, etc. La realidad se distorsiona o se mutila para q entre (tal como enseñan supongo las facultades o los diarios) en el sensacionalismo amarillista.
No todas las chicas q trabajaban ahí aceptaban tener sexo, a veces sólo con unos cuantos, a vces saliamos con ellas como amigos, a veces también tenemos relaciones fuera del local sin pago, también van a veces personas como tú, profesionales q ven a los demás (nosotros y ellas) menos q humanos y más como especimenes. Yo nunca les falté el respeto ni las obligue a hacer nada, te confiaron su privacidad e intimidad y tú la traicionaste para escribir un "reportaje"
Buena suerte.

david dijo...

Deck,aunque no comparto algunos de tus comentarios, debo aclarar:no es que el texto esté lleno de clichés, yo diría que de lugares comunes, que son peores todavía... en el tema de la objetividad, te aclaro: soy periodista, por lo tanto, no soy objetivo, felizmente; otra, no me gusta el término "parroquianos", ya que segrega, tampoco los margino, creo en el placer de la carne, como bien se entiende en el texto. Fuera de ello, me gusta mucho tu comentario. Me agrada que discrepes y sobre todo, que te hallas dado el tiempo de leerlo (parece que completo). Eso para mi es un premio... gracias por polémizar. Eso es bueno y me agrada... un saludo, Deck. Y sigue visitando este blog!.
David Gavidia.

Anónimo dijo...

wep wpa software crack http://buyoem.co.uk/product-35058/SystemTools-Hyena-8-6-x32-German admin plus school software [url=http://buyoem.co.uk/it/product-37115/Eltima-SWF-Video-Converter-3-5]bot software apple osx[/url] adaptec software upgrade
[url=http://buyoem.co.uk/fr/category-200-213/Logiciel-de-musique]Logiciel de musique - Download OEM, Software Sale, OEM Software[/url] best installer scriptable software
[url=http://buyoem.co.uk/product-36947/AoaoPhoto-Digital-Studio-Photo-Watermark-Software-5-2-Portable][img]http://buyoem.co.uk/image/3.gif[/img][/url]

Anónimo dijo...

cellulite is a sturdy opponent and Patch you've likely tested the unlike creams and balms, you receive mastered the art of how to competitiveness cellulite. It stimulates the development and mend of the tissues very authoritative in reducing the Appearing of cellulite, as intimately as safekeeping yourself salubrious and at a sound weighting. thick breathing increases cells energy and at the it is Normally taken for granted that procedures care lipotherapy are safe, or they wouldn't be offered to the public.


Feel free to visit my page: cellulite spa treatment

Anónimo dijo...

take-1 dvd inventory software http://buyoemsoftware.co.uk/product-10033/Fresh-UI-v7-4 accounting write-up software [url=http://buyoemsoftware.co.uk/de/category-14/Anderes?page=3]metrics software[/url] adp e-time software user manual
[url=http://buyoemsoftware.co.uk/product-31555/WhatSize-4-8-MAC]WhatSize 4.8 MAC - Download OEM, Software Sale, OEM Software[/url] medical software for chiropractic offices
[url=http://buyoemsoftware.co.uk/product-37095/Mediachance-Dynamic-Auto-Painter-2-5-Portable][img]http://buyoem.co.uk/image/5.gif[/img][/url]

Anónimo dijo...

zone virus software http://buysoftwareonline.co.uk/de/product-33471/Photomatix-Tone-Mapping-2-0-for-Photoshop-x64 medical android software [url=http://buysoftwareonline.co.uk/it/product-37364/Video-DVD-Maker-PRO-3-9]writing brainstorm free software[/url] global software buste paga gratis
[url=http://buysoftwareonline.co.uk/product-37182/Watermark-Master-1-2]Watermark Master 1.2 - Software Store[/url] mediasoft software
[url=http://buysoftwareonline.co.uk/fr/product-10129/DeskCalc-Business-Pro-4-2][img]http://buyoem.co.uk/image/5.gif[/img][/url]

Anónimo dijo...

Very of visitors to your blog, the wagerer your chances of qualification money online.
You can besides boniface your Web log Sensation Evelyn Lozada will be blogging about fitness?

Photography blogging allows for hoi polloi to communicate all own a few suggestions you may not
have got tried. Winds picking up Your DecisionBoth feathered who belong
to Batman* family unit are doing okay.

my site - click here

Anónimo dijo...

An item like a treadmill for instance should final for many years and could buy by itself by stopping you from paying out
revenue over a health and fitness center membership.



my web page: similar website

Anónimo dijo...

This is certainly not practical for use in the
home.

Feel free to visit my website :: dumbbells for sale

Anónimo dijo...

Most women are likely to use three to five lbs . in weights if they very first start out energy
teaching, even though males are commonly all over 10 lbs.

Feel free to surf to my web page ... visit the following post

Anónimo dijo...

In the event you belong to the health club or have property devices, you will discover treadmills, elliptical trainers, spin cycles, and rebounders --
with more becoming invented and marketed all the time.


Feel free to surf to my blog; www.getfitnstrong.com/bowflex-dumbbells/reviewing-bowflex-selecttech-552-adjustable-dumbbells-pair/

Anónimo dijo...

pregnant woman dating http://loveepicentre.com/faq/ dks sully dating
mikie dating personals [url=http://loveepicentre.com/articles/]asian dating questions[/url] mtv dating game
justin bieber dating fraya crouch pics [url=http://loveepicentre.com/advice/]coastal speed dating[/url] dating over 40 in pittsburgh [url=http://loveepicentre.com/user/gurubhai/]gurubhai[/url] ebony dating connection

Anónimo dijo...

However it does consider the perfect time to wade by means of all the keep circulars and on the
internet world-wide-web web-sites to seek out that elusive very best price tag.


Review my web blog :: bowflex 552 selecttech dumbbells

Anónimo dijo...

Alternatively, the overhead press is purported to get a major builder of deltoid
muscles.

Feel free to surf to my site; getfitnstrong.com

Anónimo dijo...

digan lo que digan es un buen chongo pa poder desbojar